Hace unos días que me he notado un bulto en el pecho mientras me estaba duchando pero de momento no le he dado importancia (acabo de terminar de dar el pecho a mi hijo hace unos meses) ademas he tenido muchos controles ginecológicos en los dos últimos años por el embarazo y de hecho la última vez que estuve fue en febrero.

Aun así, llamé a Clínica Alxen, donde voy normalmente a las revisiones anuales y me dieron cita en una semana. Ayer 3 de noviembre 2016, tuve la revisión (me acompañó Jose), casualidad porque siempre voy sola y me ha revisado el bulto en el pecho y en la ecografía el Dr Muñoz me ha visto algo raro.
En el monitor he visto como una mancha negra rodeada de blanco que me recordaba a una calavera.  Yo a la espera de que me dijera, mira este bulto en el pecho es leche acumulada de la lactancia… pero va y me dice:

“Myriam no te puedo decir nada pero esto tiene mala pinta, hay que hacer una biopsia” Ahí ya me entró el miedo y esto me ha hecho pensar en la palabra cáncer.  Me daba para una semana pero me he empeñado en que si podía que me la hiciera ya y así fue. Un par de pinchazos en la teta derecha para sacar dos muestras y a casa.

Mi madre ayer estaba en Madrid y no le quise decir nada hasta que no viniera. Se lo acabo de decir y aunque me ha animado, se que también está asustada.

Creo que me esperan unos días difíciles hasta que me den la noticia, buena o mala.