Estos consejos para afrontar la quimioterapia me funcionaron, ya que en mi caso fueron 16 sesiones y me ayudó a sentirme mejor.

¿Qué llevar al hospital el día de la quimio?

Lo más importante buen ánimo, después prepararte en casa un zumito de frutas naturales o si no fruta entera de temporada,  frutos secos y bien de agua para beber.  Además yo me llevaba los libros de Odile “Mis recetas anticancer” y música relajante en el móvil.

¿Qué hacer después de la quimio?

Cada día tras terminar cada sesión me iba a andar con bien de agua para el camino. Es importante moverse, yo tenía la sensación de que así iría “echando” toda la quimica del cuerpo una vez hacía su función del “barrido”. Los paseos me venían muy bien y cuando llegaba a casa me daba el baño de agua con sal.

BAÑO DE AGUA CON SAL
El día de la quimio hacer dos baños de agua con sal (uno antes y otro después), el resto de días un baño diario. Es importantísimo y estoy segura que lo que más me ha ayudado a llevar tan bien las quimios.

 

Consejos para quimioterapia.

¿Que comer para aumentar las defensas?

Consejos para quimioterapia, alimentación

La quimioterapia es la principal causa de la bajada de defensas, también algunos medicamentos como los antibióticos, antiinflamatorios no esteroideos, antiepilécticos, la infiltración tumoral de la médula ósea y la radioterapia. Además de evitar el contacto con enfermos o practicar una buena higiene personal, también dental.

  •  Yogur, setas, avena, algas, alimentos con alto contenido en vitamina C (pimiento rojo, fresas, kiwi, cítricos); la vitamina E (aceite de oliva virgen extra, cereales integrales, hortalizas y verduras de hoja verde); la vitamina A (zanahoria) y la vitamina B (legumbres, frutas, huevo y carne…)
  • Tomar alimentos que puedan incrementar el interferón, ya que posee actividad anticancerígena, entre ellos las setas como shitake, maitake, las crucíferas, el tomate…; alimentos ricos en zinc: legumbres, mariscos, quesos, yema de huevo, carne…
  • Asegurarse una dieta rica en hierro, ya que su déficit puede ocasionar anemia y disminución de la respuesta inmunológica. Algunos alimentos que nos pueden ayudar a conseguirlo son las carnes rojas, las verduras de hoja verde (espinaca, perejil, acelgas), las lentejas y el marisco. Para maximizar la obsorción de hierro de los alimentos, es muy recomendable combinarlos con alimentos ricos en vitamina C,por ejemplo, ensalada de de hojas verdes con pimientos rojos y fresas.
  • Evita el riesgo bactereológico priorizando los alimentos cocinados sobre los crudos.
  • Evita los alimentos envasados de forma casera. También los huevos, el pescado, la carne y los fiambres crudos. El pescado debe estar muy cocinado o previamente congelado, para evitar así la contaminación por anisakis.
  • Evita la repostería que contenga nata o crema y los alimentos sin pasteurizar, así como ciertos quesos, como el roquefort, cabrales, brie, camembert, feta o cheddar. Minimizar, igualmente, el consumo de grasas saturadas.
  • Las personas que tienen un cáncer avanzado, tomaran pequeñas cantidades de comida que pueden resultar suficientes y, en base a lo que el enfermo decida: lo que más apetezca entre una variedad de alimentos y otra. Si tiene dificultades para tragar los líquidos, conviene utilizar gelatinas y espesantes. Además, la medicación se puede ingerir con agua gelificada.

Podéis leer más en este artículo.