Hoy es el diecisieteavo día que vengo al CIBIR y sonrío a la entrada, bajo las escaleras, ficho, me siento y espero a que me llamen y entro a cambiarme.

Me desnudo de cintura para arriba, me pongo los calces y a la máquina.

Tengo una mezcla de alegría y miedo a terminar que no lo entiendo muy bien.

Penúltima sesión de radio (17/18)