Que día más intenso. Llevaba días sabiendo que me emocionaría y así ha sido. ¿Porque? Buf, por muchísimos motivos: por ser la última sesión de las 16 que al principio parecía no llegar nunca, por lo maravillosamente que me han tratado las enfermeras y el enfermero del Hospital de día de Logroño, por la alegría de terminar: por una parte se que dejan de meterme veneno para prevenir pero por otra parte me siento como si me lanzasen a un precipicio porque va terminando el proceso y estaré algo menos controlada, por el inmenso acompañamiento que he tenido con mi madre día a día, por lo que quiero a mi hijo, por tantos wasapp de apoyo que no quiero que me dejen de escribir amigos y familia (especialmente mi amigo Jorge Reverendo y la tía Mila) y en definitiva por cerrar una etapa, abrir otra y la incertidumbre de ¿que pasará?.

Pues bueno, después de esta parrafada, aquí estoy con mi guardaespaldas y nuestras camisetas #positivity listas para el último pinchazo de quimio en el reservorio.

FOTO QUE TENGO QUE BUSCAR Y SUBIR

Que de sorpresas he tenido en el box del hospital de día: ha venido mi amiga Elvi (siempre está ahí). Nos hemos emocionado mucho. Han venido mis amigos Miguel y María que somos como familia, mi tía Mila (la que más se que ha pensado en mí después de mi madre), mi tio Jesús…

Fin de quimio (16/16)

Fin de quimio (16/16)Fin de quimio (16/16)