Esta semana han ingresado a mi abuela porque tiene una infección en la rodilla operada y aunque estoy harta de hospitales tenía muchas ganas de verla.

Hemos estado un ratito hablando del rollo de las vías, sueros, antibióticos y de valorar lo bien que se está cuando se está bien. Es una frase que repito muchísimo.

Sólo me queda esta abuela y aunque de piernas no va muy fina, de cabeza es una campeona y me encanta hablar con ella. Yo quiero vivir tanto como ella ;D

Te quiero abuela Isabel.

Visita a mi abuela en el hospital de Calahorra