Gracias al nuevo mamógrafo instalado en el Hospital San Pedro de Logroño, donado por Amancio Ortega, se podrá ser más preciso en los diagnósticos.
No es mi caso (porque me lo dijeron desde el principio) pero no me imagino lo duro que tiene que ser que te digan de inicio que no es cáncer, respirar aliviada y que después te llamen para decirte que vuelvas.
Con esta nueva máquina se evitará que pase esto, además de poder hacer biopsias.

Nuevo mamógrafo instalado en Logroño

Imágen de larioja.com

El mamógrafo que estaba hasta ahora, lo trasladan a Calahorra.

La última mamografía me la hice en diciembre (un año después del diagnóstico) y si no cambia nada en el pecho en este tiempo, me harán una al año.

http://www.larioja.com/la-rioja/mamografo-amancio-funciona-20180205124712-nt.html

Cuando Amancio hizo estas donaciones por hospitales de toda España salieron muchas críticas diciendo que lo hacía por ingenieria fiscal, que era poco para todo lo que tenía… La cosa es criticar. Yo a partir de que salió esta noticia coincidiendo con mi tratamiento, hasta me compró la ropa en Zara con más alegría 😀

Lo haga por lo que lo haga, muchas mujeres se van a beneficiar de la nueva máquina. “Pillar” un cáncer en sus primeras fases da más posibilidades de supervivencia, por lo tanto cuanto más preciso sea el mamógrafo, más opciones de curación.

Hay que seguir investigando y mejorando en tratamientos y tecnología pero no me cansaré de decir que lo más importante es PREVENIR! Sigamos difundiendo la prevención.

Buenas noches y gracias Amancio.