El mismo día de la tercera roja maravilloso, después del paseo cansada, pero lo normal. El martes que era el segundo día también muy bien. Los únicos efectos fueron el sabor metálico en la boca por la noche pero por lo demás fenomenal.

Ya miércoles (hoy 1/03/17) , día que me lanza a crear este blog y ordenar todo lo acontecido hasta ahora y que me pueda servir tanto a mi como a personas que han pasado, están pasando o pasarán (por desgracia por esto) o a amigos y familiares es el día que peor he estado de todos hasta ahora. De la cama al sofá, del sofá a la cama, varias visitas al baño: hoy me he despertado como si pesase muchísimo más, muy cansada, congestionada y con mucha tos y con el estomago revuelto e incluso alguna arcada y ganas de vomitar (que hasta ahora no me habían dado). No he tenido ganas ni he sacado fuerzas para pasear como hago todos los días pero prometo que mañana esté como esté lo haré.