Entre quimio y quimio hemos aprovechado para hacer alguna escapadita a Oliva y ahora más que nunca, ¡como se aprecia la vida! Mejor que contaos más os pongo las imágenes.