Felicidades Rhut, hoy me toca a mí pensar en tí .

Hay amigas de toda la vida con las que no hablas y ves una vez al año pero que están ahí. Una de ellas es Rhut, de Calahorra.
Desde que empecé el proceso me ha ido mandando amaneceres desde su ventana en Madrid. He perdido la cuenta, más de 20 seguro y lo mejor de todo que me sigue enviando después de todo el proceso.

Después de la tormenta, siempre llega la calma

Sabe que no he terminado, que ahí sigo con mis tratamientos y mis preocupaciones (es enfermera y por eso está más cerca de mi vocabulario médico).

Leer más